Ventanas de cubierta Velux

Cuando hablamos de ventanas de cubierta Velux lo estamos haciendo de un sistema de ventilación e iluminación que lleva muchos años imponiéndose en el mercado inmobiliario, y que se caracteriza básicamente por disponer las ventanas en el tejado de una vivienda o edificio.

Las ventajas de este sistema Velux son muy evidentes. La principal es que permiten el paso de más luz de origen natural en toda la casa, por lo que no solamente se mejora el confort y la habitabilidad en su interior, sino que paralelamente se reduce el gasto energético, al no ser tan necesaria la luz artificial en todo momento. Además, la oscilación basculante de las ventanas permite entrar más o menos aire del exterior dependiendo de las necesidades de cada momento, con lo que, nuevamente, se incide en el mantenimiento de la temperatura interior en la casa, reduciendo el gasto en energía. Por si fuera poco, este tipo de ventanas son completamente personalizables, pudiendo instalarse con los ángulos, tamaños y formas de apertura que se desee. Sin duda, de esta forma se logra siempre la solución perfecta para cada caso concreto.

Las ventajas de unas ventanas de cubierta Velux en materia de seguridad

Pero las ventanas Velux son también ventanas seguras. Tanto que pueden ser la elección perfecta para ciertos tipos de edificios que necesitan de una salida de aire particular. Así, por ejemplo, las ventanas de cubierta Velux facilitan una adecuada ventilación de humos, por lo que permiten cumplir con todos los requisitos de seguridad y a la vez aumentan el confort dentro del edificio. Por ello están especialmente orientadas para grandes edificios de viviendas o locales destinados a empresas.

Estas ventanas normalmente se usan en áreas comunes de acceso, como pudieran ser unas escaleras, y se abren de forma automática en caso de incendio, haciendo que humo y calor sean evacuados al exterior por su apertura, que puede llegar a abrirse medio metro en un minuto.

Estas ventanas de cubierta Velux están fabricadas con materiales de primera calidad, que pueden igualmente personalizarse dependiendo de las necesidades o gustos del consumidor. Así, el acabado interior suele ser de Poliuretano o madera, pero el exterior presenta varias opciones de acristalamiento lo que, junto al magnífico sistema de cierre, garantiza un aislamiento térmico y acústico de primera calidad.

Además, la apertura de este tipo de ventanas puede ser eléctrica, por lo que puede ser accionada desde cualquier dispositivo. O, en otras palabras, las ventanas de cubierta Velux son compatibles con las nuevas casas inteligentes integradas en la domótica, y por lo tanto resultan respetuosas con el medio ambiente y permiten ahorrar dinero. Abrirlas y cerrarlas en cada momento, incluso a distancia, es otro de los elementos digno a tener en cuenta cuando se habla de la seguridad de estas ventanas. En www.sancibran.com/ disponemos de formulario de contacto para cualquier duda o información acerca de estos equipamientos.

 

 

 

By |2019-01-15T10:39:44+00:00enero 18th, 2019|Comercial|0 Comments